La yema de vid, es el órgano de la planta donde se encuentran los primordios de brotación de las primeras hojas y de todos los racimos que puedan contener el futuro pámpano.